El COVID-19 no impidió la celebración del día del Amanecer Scout en España

El 1 de agosto se celebró el día del Amanecer Scout en Ceuta, España y en el mundo. Este año, además, se conmemora el 113 aniversario del primer campamento scout, el primer campamento del movimiento scout mundial. Todo empezó cuando Robert Baden Powell hizo sonar un cuerno de kudú en Inglaterra. El primero de agosto el fundador de los scouts despertó así a todos los presentes y comenzó el movimiento.

Este inusual año 2020 está marcado por la pandemia del COVID-19. Aún así el grupo Scout Ceuta quiso celebrar este día tan especial para ellos. Es un aniversario centenario, pero en Ceuta se lleva celebrando desde hace cinco años.

El pasado 1 de agosto se celebró el 113 aniversario del primer campamento Scout del mundo.

Jesús Martín, presidente de la Asociación de Scouts de Ceuta, cuenta que “extremando las medidas de seguridad pudimos celebrar este día tan destacado en el calendario scout, el 1 de agosto”. La actividad consistió en ver el amanecer desde el Centro Scout ubicado en Calamocarro, aunque “no hubo pernoctación para respetar al máximo las medidas de higiene y seguridad frente al COVID-19”.

La jornada fue extensa “los más mayores, los rovers (de 17-21 años), llegaron los primeros: a las 7 de la mañana”. Y “en turnos de diez minutos de separación”, fueron llegando el resto por edades. Es decir, los castores que son los más pequeños de edad fueron los últimos en llegar. En total se juntaron cuarenta personas entre scouts y participantes educadores. Durante cinco minutos, cuando comenzó el amanecer, pusieron el sonido del cuerno kudú en un reproductor de música “mientras veíamos el sol salir por el Monte Hacho”.

El presidente cuenta que fue un día “cargado de actividades y, aunque los scouts somos de hacer y crear de forma colectiva y de contacto, debido al virus no lo hicimos así. Los más mayores, por ejemplo, tuvieron actividades de lógica y de pensar. Y los más pequeños tuvieron talleres medioambientales”. También destaca que “todos participaron en un taller de prevención del COVID-19, pero en grupos separados”, ya que la forma de explicar la materia estuvo “adaptada por grupos de edad”.

Respecto al desayuno y la comida, “todos se trajeron un kit desde casa, para así conseguir que nadie manipule lo mismo”, y todos cenaron en sus respectivas casas ya que la jornada del día del amanecer Scout finalizó a las 19:30 horas.

Martín hace hincapié en el “extremo cuidado” que tuvieron durante toda la jornada con las medidas de prevención ante el virus. Asegura que “tomamos la temperatura cuando llegaron todos los participantes y también a lo largo del día. Además de que recomendamos que se trajeran un pequeño kit con otra mascarilla de repuesto y gel hidroalcohólico, aunque ya teníamos en el Centro”. La mascarilla fue de uso obligatorio durante todo el día y las actividades no fueron de contacto. Así, un año más, los scouts de Ceuta y del mundo celebraron un anómalo día del amanecer Scout.

error: Contenido protegido