¿Quién fundó realmente el Movimiento Scout?

Estando en la Segunda Guerra Matabele en Rodesia en 1896, Baden-Powell inició una amistad con el Jefe de Exploradores del ejército colonial británico, el conocido explorador militar estadounidense Frederick Russell Burnham, que fue una influencia decisiva para él, también explorador militar, hasta el punto de que muchas de sus ideas relativas al escultismo se forjaron a raíz de esta relación con Burnham,​ al que Baden-Powell admiró y con el que mantuvo amistad de por vida.

Burnham le dio a conocer las costumbres de los vaqueros y los indios del oeste americano y del conocimiento de los bosques​, y fue en esos inicios cuando Baden-Powell usó su sombrero Stetson por primera vez y comenzó a idear un programa de formación para muchachos, que años después se convertiría en el sistema pedagógico del escultismo.

Con las técnicas de reconocimiento y exploración que aprendió de Burnahm, Baden-Powell publicó un primer manual, Aids to Scouting, en 1899, destinado al Ejército.

Padre del Movimiento Escultista Internacional
Frederick Russell Burnham, Mayor.

Baden-Powell llevó a la práctica por primera vez su idea de los scouts durante la Guerra de los Bóer en Sudafrica (1899–1902), con ocasión de la defensa del pueblo de Mafeking contra el sitio a que fue sometido por los boers holandeses (conocidos después como afrikáners), quienes superaban a sus tropas en proporción de 8 a 1. Para apoyo de éstas, organizó un «Cuerpo de Cadetes de Mafeking» formado completamente por muchachos voluntarios, a los que entrenó en funciones más estratégicas que bélicas, como centinelas, rastreadores, ordenanzas y mensajeros, en forma tan impecable que contribuyeron decisivamente al mantenimiento y defensa del pueblo durante varios meses; cada cadete del cuerpo recibió una insignia que era la combinación de la punta de una brújula y la punta de una lanza, imagen similar a la flor de lis que adoptaron después los scouts como símbolo internacional. Como resultado de esta campaña, llegó al alcanzar estatus de héroe nacional, y su primer manual, Aids to Scouting, se convirtió en un best-seller usado por muchos maestros y organizaciones juveniles.

En 1906, Ernest Thompson Seton mandó a Robert Baden-Powell una copia de su libro titulado The Birchbark Roll of the Woodcraft Indians. Seton, un británico que vivía en los Estados Unidos, posteriormente conoció a Baden-Powell y compartieron ideas sobre programas de entrenamiento de la juventud. Baden-Powell fue animado para reescribir Aids to Scouting para una audiencia más extensa de lectores jóvenes, y en 1907 había terminado un bosquejo llamado Boy Patrols. Ese mismo año, para poner en práctica sus nuevas ideas, reunió a 20 chicos de distintas clases sociales en un campamento en la isla de Brownsea en el puerto de Poole, Dorset, Inglaterra, en una estancia de una semana que empezó el 1 de agosto,​ campamento que se considera el origen del Movimiento Scout.

Su método de organización es conocido ahora como Sistema de Patrullas, parte principal de su entrenamiento scout, involucra a los chicos a organizarse ellos mismos en grupos pequeños con un líder de patrulla elegido por ellos.

A partir de enero de 1908 B-P publica seis entregas quincenales en formato de revista para jóvenes. Tal fue el éxito de ventas que luego fueron compiladas en el libro Scouting for Boys, Escultismo para muchachos, que hoy es considerado la primera presentación del programa y método del scoutismo.​ Desde entonces «Escultismo para muchachos» se ha traducido a más de 35 idiomas.

Su editor, Arthur Pearson Ltd., envió a Baden-Powell en un extenso viaje para promover su libro. La idea original que B-P tenía era que su libro diera ideas para organizaciones ya establecidas, en especial a las Boys Brigade en la que ocupó la posición de vicepresidente durante algún tiempo. Sin embargo, en cada lugar que se presentaba los jóvenes ya estaban formando espontáneamente patrullas scouts y le pedían ayuda.

Rápido de reflejos, B-P los animó, y el movimiento scout comenzó su desarrollo. Sorprendido por la repercusión obtenida, realizó un segundo campamento experimental en Humbshaugh, Northumberland; en éste se perfeccionó el Sistema de Patrullas y se implementaron nuevos juegos, perfeccionando la organización y el modelo educativo.

Luego de publicar «Escultismo para muchachos», fundó la revista The Scout para exploradores, inició la organización de la Asociación Scout del Reino Unido y alentó la apertura de unidades en el resto del Imperio Británico.

Robert Baden-Powell también introdujo un movimiento paralelo para mujeres, las Guías en 1910 con la ayuda de su hermana Agnes Baden-Powell y, posteriormente de su esposa Lady Olave Baden-Powell.

Frederick Russell Burnham

Frederick Russell Burnham, DSO, nació en Tivoli, Minnesota, EE. UU., dentro de territorio sioux, el 11 de mayo de 1861 y murió en Three Rivers, California, el 15 de septiembre de 1947. Fue un explorador militar estadounidense, el Jefe de los Scouts (Fuerzas especiales) bajo las órdenes de Lord Roberts durante la Segunda Guerra Bóer y un gran viajero. Se le conoce mejor por haber prestado servicio en el ejército colonial británico y por haber enseñado scouting​ a Robert Baden-Powell, es decir una combinación de fieldcraft (destreza en áreas silvestres o naturales), espionaje y reconocimiento militar en áreas agrestes. Elementos que servirían en su momento como tema central para el movimiento conocido entonces como los Boy Scouts (es decir Escultismo), siendo ésta una de las influencias más notables del fundador del Escultismo.

Reconocimentos

En 1927, los Boy Scouts de América nombraron a Burnham «Scout de Honor», una nueva categoría Scout creada ese mismo año. Esta distinción estaba destinada a los “ciudadanos cuyos logros en la actividad al aire libre, la exploración y la aventura fuesen de carácter tan excepcional como para capturar la imaginación de los niños …”. Los otros dieciocho hombres que se adjudicaron esta distinción fueron: Roy Chapman Andrews, Robert Bartlett; Lincoln Ellsworth, Richard E. Byrd, George Krück Cherrie; James L. Clark, Merian C. Cooper, Louis Agassiz Fuertes; George Grinnell Aves; Charles Lindbergh; Donald Baxter MacMillan; Clifford H. Papa; George Palmer Putnam, Kermit Roosevelt, Carl Rungius; Stewart Edward White, Orville Wright.​ Por su notable y extraordinario servicio para el movimiento Scout, a Burnham se le otorgó la más alta condecoración dada por los Boy Scouts de América, el Premio Búfalo de Plata, en 1936.

En su libro Arriesgándose (Taking Chances), 1944, Burnham describe su primer encuentro, cuando con Baden-Powell exploraron las Colinas de Matobo. También describe un evento histórico poco conocido e interesante, la dedicación al Montañismo por parte de Baden-Powell en las Sierras en 1931. Por su amistad con Baden Powell y la igualdad en el mundo de la exploración y conservación, Burnham es honrado con la dedicación de la cima contigua, el Monte Burnham, fue en 1951.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *